La liposucción - ¿ para quién es ese tratamiento?

Las estadísticas dicen con en la mayoría de las veces son las mujeres entre 18 y 50 años las que quieren someterse al tratamiente de liposucción. Ciertamente el tratamiento posee enormes cualidades cosméticas y estéticas. Sin embargo, acaso una persona cualquiera puede someterse a la liposucción?
 
El paciente que quiera someterse a la liposucción debería tener cumplidos 18 años, seguir una dieta sana, hacer ejercicio de forma regular y en términos generales tener buena salud. Una obesidad excesiva del paciente paradójicamente lo puede excluir del dicho tratamiento.
La persona que se somete a ese tipo de operación debe recordar que la lipoplástica no se la puede tratar como un pequeño tratamiento cosmético. Como cualquier intervención quirúrgica puede llevar consigo ciertos riesgos de complicaciones durante la operación, al igual que en su tiempo posterior.
 
Entre las complicaciones prinicpales hay:
  • embolia grasa y embolia pulmonal
  • aparición de equimosis e inflamación
  • trastornos en el sistema de coagulación
  • infección
  • necrosis de tejidos
  • las más frecuentes son las irregularidades de contornos y forma de la parte operada a consecuencia de la demasiada e irregular extracción de la grasa
 
Hay que recordar que para disminuir la probabilidad de las complicaciones de embolia y las de coagulación, el paciente queda sometido al tratamiento para coágulos por el período de unas dos semanas antes de la intervención planeada. Merece la pena también dejar de fumar que influye de forma importante en el riesgo de las complicaciones.
 
La liposucción dura de 45 minutos a 2 horas, dependiendo del punto sometido a la operación y de la amplitud del tratamiento. Finalizada la operación se pone el vendaje elástico o la ropa interior elástica elegida según necesidades individuales en caso de las operaciones de las partes del vientre y los muslos.
Dependiendo del tipo del punto operado , los pacientes son capaces de volver a la actividad física moderada después de un período de 2 semanas. El hecho de quitar los puntos de sutura es después de 5 – 12 días tras la operación. Sin embargo, es necesario llevar una ropa especial de compresión y cambiar regularmente el vendaje incluso durante 4 semanas.
Los efectos finales habrán que esperarse por el paciente entre 3 y 6 meses.
 
Cabe recordar que la liposucción no garantizará las curvas ideales con los que uno sueña. Los mejores resultados se logran con las persona jóvenes que poseen unas expectativas reales y tienen un peso afín al correcto. Es muy importante la actitud del paciente respecto al tratamiento y su estado psíquico.
 
Piotr Kosik